CATÁLOGO de sabores 

  • Observatorio 51 – Digihouse

    Algo de la música house no va con la noche, esto no es en perjuicio de este estilo sino en favor del día y los jardines, del verde y del celeste. Creo que Observatorio 51 sugiere algo similar con la tapa de este tiempo extendido (EP). Quizás hasta el formato hace referencia al después (after) que empieza cuando termina la noche, que es cuando empieza el día, etcétera. Por supuesto, el día es oscuro porque todo lo malo esta cubierto de luz y se vuelve ineludible a los ojos. La música toma posición ideológica con esta decisión estética. Esta es la primera celebración y la segunda celebración se trata de la ejecución. El diseño del sonido y la arquitectura de los temas son lo mejor que pueden serlo porque se estiran desde los fundamentos hasta tocar las fronteras de este género histórico. Igual que las personas que estiran las patas para tocar el pastito (o la tierra, es lo mismo) después de bailar seis horas intoxicado por lo que le gusta, mientras sigue escuchando música y mirando fijo todo lo visiblemente malo del mundo.

    Por Gonzalo Duprat

  • MDML – Ruido y tiradera

    Ruido tiradera:
    Prurito ¿cuánto polvo podrías levantar bailando en esa calle seca de tierra que está ahí? Te cambiaría el color del jean y quizás dejaras de ver tus zapatos. Pero a quién le importa si la piel de tus párpados sigue tapando esos ojos marrones. Con los dientes bailando al temple del esternón: Prurito continua. Tirando puñetas y puñaladas, por todas las veces que no pudo hacer esto que está haciendo. Pensando también en aquellas veces que pensó que lo estaba haciendo y era mentira. Pero bueno, hay veces que uno tiene que estar convencido o dejarse morir. Por el polvo Prurito, por estos ruidos, porque hay cuchillos que saben no desafilarse con hueso y siempre cortan carne, porque hay texturas que nos permiten seguir un rato más, porque las mutaciones no son en vano y hay que hacerlas valer en el mismo lugar que te vio nacer.
    Juan Pedro Scioli

  • Viajes – Tener lugar

    Un puñado de relojes que adelantan, que fantasean con ganarle a su tiempo.
    A partir de la certeza de que alguien podría entrar a su morada deciden quedarse en ella para evitar posibles okupaciones.
    Pasan años sin salir de su casa para evitar que la okupen. Comienzan a salir, de a poco, a partir de un abordaje instintivo de amor maternal y pueden salir a la estación si en la casa se queda su madre, cuidando.Hay un movimiento interesante en el encauzamiento de la energía libidinal que vuelve refractariamente al yo, hiperinflándolo.
    En este caso el objeto casa, su propia casa, es investida con un monto de libido viscosa que no admite movimiento.
    Hay en la intervención clínica de la madre una experiencia de lo mágico. A pesar del precio carísimo a pagar, exige un encierro en lugar de otro. Produce un movimiento clínico de redirección. Redirige la energía pulsional a otros objetos.Lo que tiene lugar es la experiencia mágica de movimiento de energía afectiva.Es la posibilidad de que esa energía recircule en intercambios con algo distinto.
    ¿Qué abordajes permiten intervenciones clínicas de un otro? ¿Cómo dar lugar a una demasía sin el fascismo de hacer solo lo que conviene?Tener lugar es a veces la producción de la pregunta por cómo dar lugar. Manada que empuja por hacer ver.
    El poder dar lugar como consecuencia de trabajar en común con materiales para un fin estético.
    Diversidad rítmica, tímbrica y convergencia de sonido que parece no pertenecer al mismo sistema.
    Regatea el género para tener lugar.
    Una maquinaria de temas muestra al tener lugar como un organismo vivo. La música en sí cuenta, resume la experiencia de una convivencia.

    Por Viera, Bautista.

  • Praga – Restos de Praga

    ceroochocientospraga (0800praga) es un número particular que marcamos y al escuchar detrás del teléfono encontramos variados discursos musicales interpretando estructuras electrónicas.
    Las ideas, eso que sucede a lo largo de sus composiciones son compuestas con su computadora haciendo uso de la ocurrencia y exploración de cada parámetro de edición.
    Lo interesante de esta linea “free” son las variaciones tímbricas y su facil asociación cultural que dispara un imaginario oriental o ecuatorial al escuchar cada una de las muestras que destacamos.

  • Ivonne Van Cleef – Mixtape

    En San José del Rincón, Santa Fe, Argentina, se produce una música que superpone, cruza y mezcla diferentes territorios musicales, como si el espacio pudiera delimitar un origen, como si la tierra condicionara los sonidos Ivonne quiere falsear todo esto. Pero si el espacio delimitara algo, en este sentido podríamos preguntarnos qué discute más lo nacional ¿el folclore o el heavy-argento? Y acá en la retrospectiva temporal que ofrece Mixtape esos sentidos geográficos se contaminan y el gauchaje, el polvo, las enlazadas, la ternerada y el viento son el paisaje de otra música, algo así como un western cansino, alucinado, parido de loops, improvisaciones en cinta, teclas gastadas y restos de vaya saber uno de qué sueños. El disco corre y deja huella en su transcurso, en el camino arenoso y encuentra su tope en la imagen cine.
    Ivonne Van Cleef pareciera estar en California, en otro y más lejano San José; un San José nuevo, cuyo rincón más deseado es la imaginación y sus infinitas posibilidades.

    Por Diazckovic

  • Luis Baumann – Mi dolor

    Este álbum con un ejemplar único fue un obsequio del mismo Luis para el sello Isla Visión entregado allá por el año 2015.

    El arte es un collage real con imágenes sacadas de revistas, diarios y anuncios gráficos (eso creemos), además cuenta con dibujos hechos al parecer con tinta china sobre cartón. Su publicación digital es una adaptación, un modo de hacerlo otra vez real.

    Cuatro canciones de estilo acústico y quien haya escuchado o seguido su obra hasta la fecha puede notar un recorrido “a prueba y error”. Interesante es que hoy estas canciones y él son referencia obligado desde el underground.

  • Catriel Nievas & Marcelo von Schultz – Paarcu

    ¿Qué será esto que suena?

    ¿Los sonidos qué significan? No lo sabemos o sí, significan algo, muchas cosas o nada; y generalmente ahí, en una zona imprecisa, reside el empeño de los instrumentistas de ocasionarlos.

    La ocasión como un pequeño instante de iluminación, como una fotografía que captura un tiempo y al verla y, en este caso al reescuchar: Paarcu, se percibe como una figuración distinta de momento, de muchos momentos, Ahí quizás las imágenes que sugieren los títulos de los tracks.

    Encontronazos. Por un lado Marcelo von Schultz y, por el otro, Catriel Nievas demuestran esas preocupaciones que resuenan y se olvidan. Algunas progresiones que no se entienden, algunos motivos que se sostienen y se vuelven visibles-escuchables-seguibles; lo abrupto y el tránsito hacia algo que no sabemos si está concluido: la suspensión. El extrañamiento lógico y la improvisación se refugia en la feliz búsqueda que se da en su razonamiento, en las distintas instancias de sentido que suceden en la búsqueda de nada más que los sonidos.

    Por joaki Diazckovich

  • Juan Manuel Patricio – Excerpts

    En sus shows de guitarra entre preparada y efecteada JMP lograba exploraciones de largos recorridos que nos depositaban en el drone, una música difícil de definir pero que tiene su mayor encanto en vivo. Allí el drone es capaz de ofrecernos los efectos psicoacústicos que logra en su devenir; donde se observa el tratamiento sobre los armónicos y la materia en su relación con los volúmenes. En este proceso también está la imperceptible variación, el lento movimiento que suponen los microcambios. En Excerpts, parecieran que los microcambios serán materia del nuevo rumbo compositivo. Si antes el trabajo se daba en la gran extensión ahora se arremete con lo mínimo.
    Excerpts son tres tramos breves e intrincados, de timbre sintético y plástico que ocultan al instrumento, cimentándose en la repetición y variación de glitchs intencionales.
    Electrónicos movimientos, literal, escuchamos eso, como resortes disparados e impredecibles Así es el nuevo paso que se abre JMP y esta obrita su modo de contarlo.

    Por Diazckovic´

  • Tobey – No Anteo

    El descanso, salir de la pista y tomar aire, tomar agua: un instante en el que lo mínimo nos reconforta.
    Una pastilla diseñada que acerca más a quien está cerca, que afloja toda consciencia en la ilusión de volvernos líquidos, de ablandarnos y seguir más allá de los límites que los ojos resistan.
    El house proponiendo un movimiento rítmico estable y necesario para que todo suba. Un pulso en negra: tierra segura. Una tierra en la que todas las conversaciones de una noche se mezclan en los oidos y el puro presente del cuerpo. Y ahí, en esa furia misteriosa, el vértigo de una mirada acelera todo.
    Un mar de gente y a ese mar de gente nos zambullimos.
    Difícil es dar cuenta de lo que remite la música, difícil es hablar de música y no caer en lo técnico o su proceso; sobre No Anteo entonces, que hablen las experiencias.

    Por Diazckovic

  • Cabeza de Niña – Idem

    Entre los productos más accesibles del catálogo está Cabeza de Niña.
    El álbum debut del dúo integrado por Nicole Alvarado y Nacho Galván dispone sobre la mesa un escapismo dream pop edulcorado con estéticas vaporwave, mientras que la lírica evoca con una tonada distintivamente trasandina escenas pasionales (en el sentido más estigmático), cínicas, paranoides y desesperadas entre dos personajes.
    Los interludios vertiginosos con baterías programadas y rasgueos agresivos de guitarra ayudan a que el ya desabrido synth wave gane atractivo, desde ya, pero lo que más los destaca es la virtud ingenua con la que frases como “la moneda vale más que la verdad” se mezclan con imágenes de confort, vinilos, paseos en bicicleta y por la capital… hasta que el clima inestable se hace presente, transicionando en una escena de una chica perdida en una plaza.
    Con el track más largo durando no más de 6 minutos no es difícil recomendar esta obra a cualquier interesado en las pop trends que nos regaló internet esta última década.

    Pablo Manuel Lojo

  • Gutsmud – Martin Died And I’m Still Dreaming

    Guille no se queda quieto.
    Guille escribe.
    Guille es un perro suelto en San Justo.
    Guille corre, salta, saluda a los niños que juegan en el parque.
    Guille ladra, y muerde.

    Por Javier Todd

  • Paraíso Inestable – Pág. 6

    Mugre, confusión, relajo, distorsión, ritmo…

  • Ululat – EBB

    Ululat se ramifica. Piensa en la colaboración como un camino para generar nuevas relaciones y que la obra de una sola cabeza no exista. En todo caso Mauri ve su propia obra de modo colectivo, en donde indirectamente muchas cabezas intervienen.

    EBB es el disco de la derecha. Sí, precisamente de la mano derecha con la que machaca cuerdas y cuerdas. Velocidad y motivos musicales tradicionales fuera de sí nos sorprenden ¿Acaso podrían ser melodías de cantos de tribus nórdicas? Pero no, San Justo otra vez. Precisión death metal.

    EBB es otro disco guitarrero que tiene la rara virtud de armonizar en la suciedad de los graves saturados de tanto gain, donde muchas veces las notas de los acordes se empastan tanto que se pierden. Incluso cuando arremeten las distorsiones, silban los acoples y el acorde queda desdibujado ante el brillo que nos impacta. Este efecto del sonido hace que nos lleguen como ondas, ráfagas de un solo instrumento. ¿Cuántas veces hemos acoplado con los graves?

    Sólo números titulan los tracks, en un disco breve o que se pasa rápido, no lo sabemos Lo que sí es que durante su transcurso la rapidez inicial se vuelve merma y el final relentiza el todo. Da la esa sensación que muchas veces tenemos en la vida: querer irnos y no encontrar el modo de despedirnos o peor aún, no querer despedirnos.

    Así cierra EBB, cálido y hondo, sentimental y algo tenso, como una caricia entre tanta fuerza inicial que permite hacernos pensar que por algún motivo extrañamos a alguien o a algo.

    Por Diazckovic

  • Nowa – Colección de sustos en la vida sosegada de Nowa

    Se necesita un hilo conductor para unir las piezas de una colección, para darles coherencia y trasladar el imaginario de quien las revisa a un tejido de significaciones, a un juego de interpretación. Colección de Sustos en la Vida Sosegada, el primer álbum de NoWa,

    encuentra una forma narrativa en un tono jovial y quizá algo melancólico. Los sonidos eléctricos y las voces carrasposas ponen a jugar personajes y escenarios de lo cotidiano-contemporáneo que pueden parecer de otra época y de otra dimensión.
    El susto en medio del sosiego es en NoWa casi una cuestión de desplazamientos: ritmos entusiastas -que ascienden, caen y ascienden – y una lengua extranjera -repleta de expresiones locales- que, en combinación, recrean lo habitual por fuera del orden de lo habitual; una manera de que el presente no se vuelva viejo.

    Por Lucía Pelater

  • Aureola Electrika – Pléyades

    Primer LP de Aureola Electrika publicado por Experimenta Visión (Isla Visión) Grabado en enero del 2011 en Villa Luzuriaga (Bs. As). Grabado sobre el pasto, entre sabanas, enredadas de cables mientras pasaba un fantasma. Dúo conformado por Maia Koenig y Analía Bazan.

    Por Experimenta Visión

     

  • Catriel Nievas & Marcelo von Schultz – Túneles

    ¿Qué puede hacerse con una guitarra y una batería? Esta vez: un vórtice, ¿o son varios vórtices? ¿es el mismo vórtice? El espectro de la música concreta irrumpe. Los objetos confunden su procedencia. ¿Qué suena? El silencio es una hoja en blanco sobre la que no se dibuja por momentos nada. La ocasión. Esto es parte de este disco.

    Por Gonzalo Duprat

  • Mädchen – Ventana

    No encontré canciones, ni poesías ´´… en todo caso, había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío´´
    Intentar mesurar la subjetividad y la objetividad de una obra en general y de esta en particular bajo parámetros autoimpuestos, responde más a la torpeza maquinal de un perro que jadeando busca alcanzar su cola que a la obra en sí misma.
    Podemos pensar en ´´Ventana´´ como un pequeño gran intersticio donde la puja entre el reposo y la tensión, lejos de imponerse trazando un obvio camino, nos permite decodificar de manera aleatoria las diferentes texturas que en ella ocurren. Y vaya que ocurren.
    Desde los momentos de calma, al mejor estilo Benjamin Winn (Deru) hasta la poderosa tensión generada no por el estridente volumen de guitarras y platillos, sino por armonías premonitorias como la de ´´Bajo el sol de Satanás´´que nos recuerdan al Heartache City de Coco Rosie.
    En este disco encontré la sensación de que siempre algo está por suceder. He aquí mi única certeza maquinal. Ni MÄdchen ni yo fuimos responsables de ello. Gracias a quien corresponda.
    Por Guillermo Carrizo
  • ExistenZ – Idra

    Una hoja de calcar, sobre otra hoja de calcar, sobre otra hoja de calcar.
    Lapices, papel secante.
    Difuminar.
    Frotar con movimientos circulares sobre un papel blanco.
    sombrear.
    Calcar la imagen, difuminar.
    Repetir la acción seis veces.

    Por Roman Pérsico

  • Filo – Operación triunfo

    Hay quien dijo “… no son las cosas importantes las que llevan a un hombre al manicomio” sino una serie de pequeñas tragedias.
    La idea de que bajo el lente de lo normativo se escapa la vida como un mal chiste, como un escupitajo en el agua del cordón al que intentamos seguir sin parpadear. Dicha idea abraza la sumisión, la vergüenza y el abandono de uno mismo en pos de las apariencias.
    “…Y dice por favor/el alma/no la recuerdo/dice por favor/el canto no es comestible/ver/ o escapar/del cuerpo/misterio gris/el odio/ y la falsa modestia/dice por favor/ el alma no la recuerdo”
    Las melodías y los ritmos de FILO acompasan bajo el estrepitoso disfraz de la modernidad un antiquísimo mal que nos escupe en la cara solo para ver cuánto tiempo se puede vivir sin parpadear.

    Por Guillermo Carrizo

  • Filo – Despecho deluxe

    Canciones para la habitación. La computadora es una salda de ensayo perfecta desmoblada. Música para surfear la web ¿A dónde se suben los temas que publicas?

    Por Gonzalo Duprat

  • Hombredieta – Procesos infrahumanos

    “Hasta la enfermedad es una cuota de la vida”
    Infección. Pus. Detritus. Un cadáver. Descomposición. El cuerpo como desecho y la música como una búsqueda continua que genera también desperdicios. En estos desperdicios Hombre Dieta hurga y no saca nada en limpio: distorsiones, desafinaciones, trasteos, slides malhechos, no ritmos, no formas… Todo esto termina pudriendo al cuerpo sonoro y el resultado es la incomodidad en la escucha.En los restos sonoros, en este cuerpo maltrecho, Hombre Dieta se vuelve un descomponedor que trabaja desde las sombras y desintegra una forma posible. Procesos es un disco que se define por la negativa, es decir, la forma es pura ausencia y el resultado total es un manchón de materia sucia. Una obra muy pequeña -micorscópica- construida a partir del desacierto, nacida de la errancia.

    Por Diazckovic

  • Escupen Serpientes – Puerto Rico

    Pareciera que la música habla de la ansiedad, el otro. Las historias personales no pueden modificar nada. Nada es ejemplo. La ansiedad es el cuerpo. El sexo, vinculante, nos encuentra. Está presente tener ganas de hacer algo y junto con esto: absolutamente todo lo demás.Pienso en este narrador que grita y dice. Intenta que la palabra pueda dar consuelo. Reirse del degollado. En definitiva, a veces no nos interesa contar nada, sólo nos interesa mostrarnos. A veces ni siquiera eso, simplemente estar menos solos.

    Otras puertas de entrada:

    Round Final
    El adminículo.

    Victor Paz

  • MDML vs. Imaginación – EP

    A la dialéctica de la diferencia, los antiguos, la resolvían en la contienda. En busca de una síntesis la rivalidad en este caso se piensa como un cruce: analógico vs digital. MDML vs Imaginación. Desde San Justo el fruto de estos encuentros electrónicos en un duro y armonioso EP debut.

    Por Electrónica Dura

  • ExistenZ – Ídem

    El homónimo primer álbum de ExistenZ es una excelente obra “idm” compuesta por cuatro piezas musicales del más introvertido Tecno. Posiblemente ligado a un recorrido imaginario, su música es fina y aumenta con el pasar de los minutos recreando a través de las distintas capas de sonido una imagen fílmica.

    Por Pio- Pio