• Gulash! – El Cuarto

    $20
    Hay discos que son un compilado de canciones y eso está bien, y hay discos cuyos eslabones en conjunto forman una obra más grande más allá de que la belleza y grandilocuencia con la que ya cuentan sus piezas por separado. Esta última clase de discos proponen un viaje definido desde que comienzan hasta que termina el último track.
    No necesariamente el viaje debe ir guiado por una historia precisa, sino que también, la congruencia de este viaje puede aparecerse ante nosotros de manera repentina sin dar muchas explicaciones o, directamente, sin premisa alguna. Su presencia se hace notar en la escucha. Nos induce durante media hora, más o menos, a un estado mucho más sensible del que veníamos, mostrándonos algo que desconocíamos.
    Un álbum, desde su propuesta sonora, nos puede llevar por caminos que desconocen una linealidad sobria u ortodoxa, pero cuyos sonidos contienen una familiaridad tan fuerte entre sí que logran efectivamente formar parte de un mismo conjunto.
    “El cuarto” inicia su viaje subiendo la escalera que conduce a la habitación donde sucede la magia. Es una magia un tanto inefable, pero que logra manifestarse elocuentemente a través de las mañas propias del lenguaje musical que, por suerte, maneja tiempos y maneras diferentes al lenguaje verbal, a los que (dicho sea de paso) parecen escaparles un poco en las letras, donde explotan la belleza de las palabras por sí mismas para poder largar todo aquello que tienen para decir. Este disco tiene como materia prima la jovialidad propia de aquellos que encuentran como algo natural el acto de jugar, pero a su vez, termina estando compuesto por muchísimos colores que, durante el transcurso del disco se reflejan como un rasgo fuerte de toda la obra. Esta diversidad de colores, se alimenta de la esquizofrenia, la tristeza profunda, la aventura y la incertidumbre.
    Es un álbum anímico y allí sucede de todo. Muchos estados de ánimo unidos por el lazo de un mismo espíritu. Es un disco atípico para la época. Supieron tan bien lo que significa jugar que logra desconcertar tal naturaleza; es la época, de eso soy consciente. Pero, más allá del contexto, se puede decir que fruto de una entrega emocional muy grande, hoy, tenemos ante nosotros un disco enorme.
    Por Matías Nicolás

  • Gulash! – El Fuego

    $20
    Compartimos El fuego, reciente disco de Gulash y punto final para la banda que, luego de algunos años, decide cerrar la puerta definitivamente.
    El fuego son un puñado de canciones definitivas porque después de El cuarto, su predecesor, había que revalidar la solidez y naturalmente fue así, con la diferencia que en este disco, el cuarteto exhibe de manera ejemplar en ocho piezas referencias musicales que pueblan sus cabezas, referencias clásicas con una soltura que asombra. Canciones de pop depresivo, psicodelia y la inquietud manifiesta por hacer temas con un beat que hacen mover el cuerpo son parte de un terreno ganado.
    El fuego tiene voces desencajadas entre tristes y dulces; y un trabajo de coros que se cruzan como fantasmas del dolor y la melancolía.
    Desde lo discursivo (porque quien hace canciones tiene que decir), las letras que van del desamor-deseo pasando por el guiño literirio, al desengaño integrándose muy bien a la música propuesta y, quizás el rasgo más interesante en algunas de ellas sea la dimensión política que por momentos rondan, y parece reforzarse esta alusión en el contexto argentino del 2017.
    A quienes pudimos verlos en vivo, sabemos de su presencia escénica y la potencia de su repertorio, como también de lo bueno que era bailar despreocupados al ritmo de su música.
    Sea lo que sea la nada ahora es un poco distinta pero también creemos que es un poco más bella.

    Por Quinito

  • Gulash! – Las Flores

    $20
    Sin dudas para cualquier amante de Gulash! Las flores es el disco que te hace sonreír. Ni bien empieza la batería y los teclados del tema que abre el disco “En capilla” vas a darte cuenta de esto. El disco más bailable y energético de la banda. Podría definir el género como “Pop rock con risas”. Fundada por Mauro Livtak y Natacha Mansilla en 2012, ellos me enternecieron el corazón desde la primera vez que los vi (si mal no recuerdo su show debut) en Casa Dasein en 2013. Tengo solo dos o tres imágenes de ese día pero voy a tratar de relacionar una con la otra para crear mi película. Recuerdo verlos a los dos sentados, frente a 15 o 20 personas, con un nerviosismo que se olía pero no restaba, transmitía simpleza y ternura. Iban a presentar temas de sus dos primeros discos. Mi otro fuerte recuerdo fue cuando tocaron el tema “Copos” y ahí fue cuando me enamore de ellos. Gracias a la tecnología ese momento quedó registrado y más abajo lo podes escuchar.
    Las flores es el 3er disco de la banda, el primero en el que formalizaron el formato banda agregando a Sheuen de Biase en bajo y a Estanislao Aquilino en batería, Dos pilares importantes para cerrar el sonido de Las Flores. Vi a la banda con esta formación unas 3 o 4 veces, incluso tocaron parte de El cuarto de mi casa familiar, en un cumpleaños mío. Es llamativo que todas sus canciones tengan un sonido similar y a la vez transmitan pensamientos diferentes. Las letras con un sentido muy particular dejan al oyente imaginar el significado que quieran acorde a su situación personal. La voz de estas dos personitas me llega mucho y nunca me cansa, logran pasar esa energía suya interna al oído de quien la escuche, esto lo digo sobre todo en temas como “Come legos” “Groove” o “Llorica”.
    El disco es dulce y low fi y se ubica cerca de la psiocodelia.
    Por Iván Klomp

  • ¡Oferta!

    Gutsmud – Martin Died And I’m Still Dreaming

    $20 $10

    Guille no se queda quieto.
    Guille escribe.
    Guille es un perro suelto en San Justo.
    Guille corre, salta, saluda a los niños que juegan en el parque.
    Guille ladra, y muerde.

    Por Javier Todd

  • Hombredieta – Mercurio

    $20

    Pisar ceniza.
    Polvo tan fino que se escurre como agua.
    ¿Alguna vez acariciaste una piedra de afilar?

    Por Diazckovic

  • Hombredieta – Procesos infrahumanos

    “Hasta la enfermedad es una cuota de la vida”
    Infección. Pus. Detritus. Un cadáver. Descomposición. El cuerpo como desecho y la música como una búsqueda continua que genera también desperdicios. En estos desperdicios Hombre Dieta hurga y no saca nada en limpio: distorsiones, desafinaciones, trasteos, slides malhechos, no ritmos, no formas… Todo esto termina pudriendo al cuerpo sonoro y el resultado es la incomodidad en la escucha.En los restos sonoros, en este cuerpo maltrecho, Hombre Dieta se vuelve un descomponedor que trabaja desde las sombras y desintegra una forma posible. Procesos es un disco que se define por la negativa, es decir, la forma es pura ausencia y el resultado total es un manchón de materia sucia. Una obra muy pequeña -micorscópica- construida a partir del desacierto, nacida de la errancia.

    Por Diazckovic

  • ¡Oferta!

    Imaginación – Cielo Virtual

    $20 $10

    No es vaporwave lo que hace Imaginación, es una electrónica que molesta, contaminada. Cielo Virtual es una máscara, una apariencia, es un despliegue de recursos que parecen ir a ningún lado y, en este sentido, podemos relacionarlo al fluir de los pioneros de los modulares, donde se apuesta al devenir de una oscilación en el tiempo. Este devenir es la suspensión del sentido, nunca llega a ser nada, no hay sustancia. Los temas termian y no caemos en la cuenta. Imaginación deja que los sintetizadores corran en el tiempo, deja que emerjan pulsos pero que tampoco sean ritmos y por sobre todo nos ofrece una voz que no dice nada, que aparece para mostrarnos su dimensión aterradora, desesperada. Las voces de Imaginación son fantasmas, son gritos, aullidos sacados de la paranoia del ácido. Acá la referencia a Joe Meek no estaría mal, otro pionero.

    La electrónica desestabiliza la realidad y observamos particularidades impensadas. El ruido del motor de la heladera nos molesta pero si no lo escucháramos, lo extrañaríamos. Cielo Virtual puede ser un homenaje suburbano a la pc, a las grabaciones caseras como posibilidad creativa de los márgenes y también, un homenaje distorsionado a la familia como una caja llena de fotos con caras irreconocibles, de la que no formamos parte.

    Por Joaquín Diazckovic

  • ¡Oferta!

    Imaginación – Decoración ocultamiento

    $20 $10

    Influir, posicionarse, imponer imágenes, distraer puntos voluptuosos en un ritmo frenético y digital, cóctail instantáneo.
    Ser un líder político en busca de aplausos o tu mención arrobada:
    El ocultamiento como discurso.
    En redes, entre líneas, en el ocaso. robar cámara o trasladado al día a día.
    Decoración / Ocultamiento es un principio rebelde codificado en sonoridades.

  • ¡Oferta!

    Imaginación – Lindos Jardines

    $20 $15

    “La felicidad no brota de la razón, sino de la imaginación.”

    Lindos Jardines es el último trabajo publicado por Imaginación. Haciendo uso de teclados-sintetizadores y la manipulación de cassettes hay una búsqueda de un sonido analógico que se nos presenta por capas: “collage de cinta” como lo denomina su propio autor. No existe aquí un patrón rítmico, tratamos de entender los sonidos pegados uno arriba del otro que se van sucediendo como un vaivén va y viene, acostumbrando y desacostumbrándonos, manteniendo nuestra entera atención y perdiéndola en un instante.

    Estos sonidos que encontramos en cierta forma familiares nos remiten a lugares ideales, imágenes sonoras fuera del espacio-tiempo. ¿Cuántos momentos podemos distinguir? ¿A cuántos lugares podemos llegar? A cualquiera y a ninguno. Lindos Jardines se nos derrite de las manos, es una composición finita que nos figura imágenes reuniendo la oposición infinita del mundo de las ideas y del mundo de lo sensible.

    Dolores Rivadeneira

  • Ivonne Van Cleef – Mixtape

    $20

    En San José del Rincón, Santa Fe, Argentina, se produce una música que superpone, cruza y mezcla diferentes territorios musicales, como si el espacio pudiera delimitar un origen, como si la tierra condicionara los sonidos Ivonne quiere falsear todo esto. Pero si el espacio delimitara algo, en este sentido podríamos preguntarnos qué discute más lo nacional ¿el folclore o el heavy-argento? Y acá en la retrospectiva temporal que ofrece Mixtape esos sentidos geográficos se contaminan y el gauchaje, el polvo, las enlazadas, la ternerada y el viento son el paisaje de otra música, algo así como un western cansino, alucinado, parido de loops, improvisaciones en cinta, teclas gastadas y restos de vaya saber uno de qué sueños. El disco corre y deja huella en su transcurso, en el camino arenoso y encuentra su tope en la imagen cine.
    Ivonne Van Cleef pareciera estar en California, en otro y más lejano San José; un San José nuevo, cuyo rincón más deseado es la imaginación y sus infinitas posibilidades.

    Por Diazckovic

  • Juan Manuel Patricio – Endémica

    $20
    Si Juan Manuel Patricio había sorprendido con “Excerpt”, su primer ep, ahora con Endemica aún más.
    Sorprende porque en este trabajo por primera vez podemos emprender un viaje sin altos.
    Viaje melódico, rítmico o a donde sea.
    Directo. Breve y 100% autogestionado.Adquiera su pasaje a los siguientes destinos:”Kosten” invita a una aventura electroacústica.
    “Choike” una composición minimalista afirmando el “acostumbramiento” como eje intuitivo.
    “Uone” es un eje espiritual que sobresale como la pieza más melódica.
    (-.)  y Purrún; Relájese e interprételo!Así en Endémica observaremos con los oidos procesos digitales y varias pistas entrelazadas que comulgan, derivan, se atraen.
    No es espontáneo (el viaje es planificado) y se nota que cada composición son parte de un hilo que conduce.
    Una escritura alzada como una nota de aviso y una mano delicada que te despide.
    Por Ryuichi Silva

  • Juan Manuel Patricio – Excerpts

    $20
    En sus shows de guitarra entre preparada y efecteada JMP lograba exploraciones de largos recorridos que nos depositaban en el drone, una música difícil de definir pero que tiene su mayor encanto en vivo. Allí el drone es capaz de ofrecernos los efectos psicoacústicos que logra en su devenir; donde se observa el tratamiento sobre los armónicos y la materia en su relación con los volúmenes. En este proceso también está la imperceptible variación, el lento movimiento que suponen los microcambios. En Excerpts, parecieran que los microcambios serán materia del nuevo rumbo compositivo. Si antes el trabajo se daba en la gran extensión ahora se arremete con lo mínimo.
    Excerpts son tres tramos breves e intrincados, de timbre sintético y plástico que ocultan al instrumento, cimentándose en la repetición y variación de glitchs intencionales.
    Electrónicos movimientos, literal, escuchamos eso, como resortes disparados e impredecibles Así es el nuevo paso que se abre JMP y esta obrita su modo de contarlo.

    Por Diazckovic´

  • Los Objetos Inanimados – Disco escapista

    $20

    Es difícil hablar de una acequia sin agua y el mito de las caídas y muertes accidentadas en esos vados, o el verde de los árboles y la simetría de la segunda sección, del humo y la niebla, de los lomos, pizzas y choris, del fernelo, de Las Heras y un montículo de ropa quemándose en una plaza, de Cacheuta, de fiestas en casas particulares y peluquerías, el desierto y el vino. Mendoza: taciturna. Para mí Disco Escapista está cruzado por estas imágenes capturadas en dos semanas de viaje, de ver/participar de ensayos con los Objetos y de un par de recitales suyos al tiempo que íbamos de un lado a otro en autos escuchando música.

    Disco escapista es un obrita de guitarras, baterías y mucho olor a casa y nicotina, construido pacientemente por Crisman Chavarri en habitaciones donde resuenan oleadas de guitarras noiseras y bajadas pop que chocan con su voz arrugada. Chavarri es tímido frontman que, al igual que Luis, le esquivó al destino bonaerense y fue a parar a Cuyo. Supo decirme “acá no usamos delay” y revisen si en Disco hay algún delay. Nunca se termina de apreciar la soltura con la que tocan, siempre los brillos tapan esos yeites de la suave batería de Meloni (humorista; hoy por hoy un hombre de la comunicación con quien seguimos de viaje a Valpo). Los brillos hacen juego con los picos de la voz, los platos se reservan para entradas precisas.

    Escribir sobre un disco cuando se entremezcla con la experiencia vivida es algo difícil, que intenta recuperar un tiempo de felicidad mientras nos fugamos hacia adelante por un declive.

    Nota: Mendoza tiene un régimen de lluvias muy bajo. Antes del viaje, busqué en google este tipo de datos y lo comparé con otras regiones del mundo, hay algo parecido en México y su borde superior con USA. No es casual que de esta sequedad y polvo de los Andes, hayan sacado un western alternativo tan bello como Marcha lenta.

    Por Joaquín Diazckovic

  • Los Objetos Inanimados – Las ciudades imaginarias

    $20
    Unos hilos que siguen otros que se cortan. Una continuidad y diferentes altos. Cansancios y reconfiguraciones.
    Cuando las ganas se transforman en voluntad. Cuando el noise se transforma en una respiración como un ambiente y resulta amable como el motor eléctrico de la heladera. Y cuando lo disonante se encauza en pop es que algo pasa.
    Así sale a luz el tercero de Los objetos inanimados desde Mendoza. El oeste singular. Y ahí vemos que lo posible es real. Las ciudades imaginarias podrían ser los recodos y conexiones de los motores. Asentarse en pleno desierto. La atenuación de la voz rasposa de Crisman a la sencillez.El disco así propone nuevas exploraciones. Ruidaje desconocido. Nuevos arreglos. El golpe alterna con la palmada. Una vez les preguntamos cómo pensaban los discos, respondieron que imaginándose una película. Aquí no sé en cuál estaremos, lo cierto es que en el camino hay hilos que siguen y otros que se cortan y de ese modo: hay novedades.
    Por Javier Todd

  • Los Objetos Inanimados – Nuevas tormentas de verano

    $20

    Introvertido y vertiginoso. Nuevas Tormentas en ese aspecto fue muy similar a mi 2015. Ese año me vio salir de un hiato musical que parecía definitivo, vivir desde adentro una escena noise/experimental que no creía que pudiera existir ni sustentarse en el conurbano bonaerense y aventurarme con tres pibes más, de distintos puntos de zona oeste, a grabar un demo con su correspondiente gira. No parece casual que una de esas fechas la hayamos compartido con Los Objetos Inanimados, que entonces promocionaban éste, su segundo EP.Conjunto indie mendocino/ramosmejiense? que había pasado de la aridez característica de su Disco Escapista a un “corto sonoro” con temática costera y agite pixie, marcado por descripciones frenéticas de puertos, camiones de fruta, costas desoladas y gente vacacionando con baldes en la cabeza.

    Negado mantiene el envión de La Canción Perdida, fundiéndose los dos tracks y dando una impresión de primer tramo. Cristián parece relatar el conflicto interno de un personaje, que puede ser o no él, debatiéndose si le conviene “echarle la culpa a su subonsciente”. Antes que se pueda deducir de qué, arranca el climax de la segunda pista y la fase surf del viaje.

    Camet y Familia de Barriletes son un retrato exasperado de una localidad dormida de la costa atlántica desde un ojo de lince. El desapego de ese tramo contrasta con Fantásticos Micromachines, en que Los Objetos vuelven a territorio familiar para cerrar el EP con broche de surrealismo geométrico.

    Valoración: 4,5 /5

    Por Pablo Manuel Lojo

  • ¡Oferta!

    Lou Baumann / Elefantelibre – Intimo

    $20 $15
    Curiosa conjunción bien definida por el nombre del split :intimo, si ya de por si los arreglos acústicos logran darle un toque hogareño, la portada de la casa no es mas que la segunda pista. Baumman afirma que estas canciones fueron hechas ya hace unos años en la terraza de sus padres, pintando el escenario para temas confesionales cómo la mirada / bello calor o frases rotas.
    La grabación en comparación de otros de sus trabajos tiene un sonido de aire, un sabor a cinta puro del home recording. Además por primera vez escuchamos a Baumann con la armónica en cosas antiguas.
    La casa de elefante libre es mas abstracta, su estilo aquí lo convierte en una versión moderna y psicodelica de Tanguito. De hecho hay mucha hermandad al escucharlos, esa locura callejera y desprolija no se escapa de las canciones del cantante de Viajes. En temas de pocos minutos nos muestra un estilo distinto a su grupo Viajes o su otra faceta solista como Imaginación.Extraño encuentro este split, ahora aunque lanzado virtualmente por isla visión queda la duda si lo veremos en físico pronto.
    Por Jairo Manzur

  • low tom – audio/video

    $20

    “El valioso no es el que triunfa, sino el que lucha”. Los técnicos al poder. Bielsa precursor del técnico-artista, quien por medio de funciones del sistema produce su propia cosa. Un opuesto del artista mágico que crea con el toque de su dedo. Un artista que crea con la mirada, en cuya mente se procesan estrategias y posibilidades que se realizan en la obra. Aphex Twin encerrado en su casa irlandesa haciendo sonar placas de sonido de computadoras y diseñando miles de temas sin parar. Vendiéndole unos temas a Madonna para poder estacionar un tanque en la puerta de la madre. Las máquinas al gobierno, los técnicos al poder. Low Tow se inscribe en esa línea. Manzano es de la escuela técnica, la del overol y la del over all.

    Por Duprat

  • Luciano Fabris – El movimiento de las hojas

    El movimiento de las hojas de Luciano Fabris.
    Los árboles de Fabris son árboles urbanos.
    Una celebración de la inocencia conviviendo y conmoviéndose (moviendo-se-con) la contaminación, también, por fin, celebrada.
    La suciedad como maquillaje, el glamour de la pobreza en los puños.
    Las hojas se mueven en los árboles pero también en las esquinas, arremolinadas, junto con cartones, plásticos y pelusas-
    Hay el tarareo en el andar, el detenerse en algo no turístico: siempre asociado al vagar, al deambular, hasta quizá al punto de locura. Suena una sirena y pedimos por dentro que no nos vengan a buscar, o rogamos: un ratito mas, y para eso alteramos esa sirena y le damos un giro de chifle o de chiflado.
    Es un disco corto. Un EP. (que deviene dulce disco rayado en la posibilidad del repet adolescente)
    Dura lo que dura un paseo. Lo que dura mirar a un linyera desde una ventana, antes de que se pierda de vista.
    Pureza en la melodía, en la voz, pureza.
    Mugre alrededor, entrando y saliendo de sí, pero la voz se mantiene en la infancia: en los arboles.
    La vejez del inmaduro. Deshojándose en una ciudad y guardando con terquedad su voz natal, su estrella, pateándola consigo: “ es todo lo que tengo”
    Por Ayelén de la Cruz
    Fabris liberó a esta red conocida como internet El movimiento de las hojas, obra que lo muestra en su faceta de compositor. En ella podemos ver que Lucho se revela meticuloso y preciso. La extensión de cada una de las piezas que conforman su trabajo (5 pasajes musicales numerados) no arriesga nombre ni pista alguna para presuponer algo. Su precisión en cambio, se infiere en la escucha y donde entrevemos el universo sencillo de la economía de recursos en lo que respecta al tratamiento armónico y, por el otro, en los elementos usados: sintetizador, órgano y algunos efectos para lograr ambientes.Así y todo, lo más destacable de esta obra es su trabajo melódico marcado por la mínima variación de un motivo en ostinato. Un motivo casi imperceptible, pero que en el transcurso del tiempo el oyente termina sumergiéndose en un lento vaivén: un ir y venir. Justo ahí, notamos que el título del disco condensa la poderosa imagen que la música pareciera remitir: la caída y el suspenso.La correspondencia entre las palabras y la música, entre el título y la obra pocas veces se logra, pero acá estamos adelante de ese sentido inesperado del azar. El movimiento en su desarrollo gana fuerza. La sutileza está en el frío y las hojas.Por Diazckovic

  • Luciano Fabris & Catriel Nievas – Parque / Plectro

    Apuntes de escucha:

    – No usa patrones rítmicos ni formas musicales. La expectación tropieza continuamente con las guitarras pero también con los silencios, que están muy presentes.
    – El disco narra y a veces: describe.
    – El sonido se vuelve signo de objetos, de acciones, situaciones, otras materialidades que no son las cuerdas.
    – Exige una escucha muy atenta.
    – Al ser narrativo y descriptivo, invoca a la imagen desde su falta, y esta falta de imagen exige la atención en la escucha como único plano posible para reconstruir la escena
    – Dialoga, interactúa con una fauna urbana, encuentra cierta armonía con el ruido. Acompaña el ruido.
    – Las guitarras encarnan el sonido de situaciones cotidianas: diálogos a través de onomatopeyas, música que narra situaciones, ruidos que imitan la repetición de una acción, una tarea, golpear la puerta etc.
    – La idea de salir del estudio o dejar entrar el sonido exterior.
    – Cada tanto aparecen secuencia musicales cortas que son como descansos.
    – El sonido en general del disco es de tensión, extrañamiento, enajenación, que no se pretende definir ni resolver, por momentos hitchcockiano.
    – Podría tratarse del sonido en conjunto de una película, no solo de la banda sonora, sino de todos los ruidos exteriores que emite la película.
    – Golpes que simulan la persistencia, también un trabajo y la monotonía de los sonidos que pueden escucharse en el patio o la cuadra, o podría tratarse de un parque pero me suena menos.

    Por Javier Nicodemo

  • Luis Baumann – Canciones eléctricas

    $20

    Luis Baumann, trabajador musical autogestivo de San Miguel, referente del “hacelo vos mismo” desde hace ya mucho tiempo, nos ofrece otro disco distinguible por su marca personal. En “Canciones Eléctricas” la humedad es significante y persigue un relajado vaivén, cansado y honesto. No hay fuegos especiales ni espaciales, ni movimientos extravagantes, ni sensacionalismo, sino expresiones sencillas y naturales remando. El color de cada canción se termina condicionado por su porcentaje de mugre (¿será cinta, será compresión?), que a lo largo del disco no creo que supere el 60%. Aquel filtro es el que amalgama toda la idea, todo el disco; como en la fotografía, la exposición. Todo aquello sumado a sabores musicales pesados y húmedos. Confiando en las capturas de los micrófonos, dejando cada elemento tal como es, descubierto. Esa al menos, es mi sensación. 11 temas y un gran cierre.

    Por Cristián Chavarri

  • Luis Baumann – Dibujos

    $20

    En todo cuerpo de obra que vale la pena explorar hay un punto de inflexión, a veces más delimitable que otras, en el que el creador se fuerza por confrontar la autoconciencia. En el caso de Baumann me animo a decir que se dio entre los lanzamientos de Estadía y el primer LP de Fusibles. Este es el momento que divide la tanda de grabaciones caseras (interesantes desde la óptica low fi) de un Luis criterioso y mucho más orientado en cuanto a búsqueda sonora y, calidad de grabación.

    Es luego de ese “click” cuando compone, interpreta y produce en su totalidad “Dibujos”, un Ep que a contracara de sus performances sonoras cuenta con seis ejercicios de forma dentro del marco folk, a la John Farey, pero en vez de ser testimonio de la discordia y el nihilismo de Washington D.C., evocan la calidez de los paisajes de Polvorines.

    La superposición de arpegios del track que bautiza el disco, sobre lo que parecen ser lápices o crayones, los rasgueos Fugazi sobre el ruido de la TV de “aun”, y el sonido de las chicharras del primer track, hábilmente titulado “chicharras”, sugieren esa intensión de paisaje color madera que supone conceptualmente el sencillo. Éstos junto con el último track, que aprovecha sonidos de calandrias y otras aves matinales, son los momentos más fuertes del disco.

    Veredicto: 3.5/5

    Por Pablo Manuel Lojo

  • Luis Baumann – Mi dolor

    $20

    Este álbum con un ejemplar único fue un obsequio del mismo Luis para el sello Isla Visión entregado allá por el año 2015.

    El arte es un collage real con imágenes sacadas de revistas, diarios y anuncios gráficos (eso creemos), además cuenta con dibujos hechos al parecer con tinta china sobre cartón. Su publicación digital es una adaptación, un modo de hacerlo otra vez real.

    Cuatro canciones de estilo acústico y quien haya escuchado o seguido su obra hasta la fecha puede notar un recorrido “a prueba y error”. Interesante es que hoy estas canciones y él son referencia obligado desde el underground.

  • Luis Baumann – Performances sonoras

    $20

    ¿En qué momento un paseo puede volverse un viaje?
    No hay mejor viaje que el que no se espera y en alguna dirección hay algún rumbo.
    Y cuando ya sentimos la lejanía, los objetos remiten a otros lados, los objetos remiten a otras vidas.
    Y por decirlo así: creamos una ficción de nostalgia.

    Por Diazckovic