Los Objetos Inanimados

Grupo Mendocino de indie rock, punk, alternativo integrado por Cristián Chavarri, José de Diego y Vincent Pierce.

“Lo que en el cine serían escenas rápidas, de corta duración sobre objetos o personas, armando un corto; pero en el plano de las canciones..”

Mostrando 3 resultados

  • Los Objetos Inanimados – Disco escapista

    $20

    Es difícil hablar de una acequia sin agua y el mito de las caídas y muertes accidentadas en esos vados, o el verde de los árboles y la simetría de la segunda sección, del humo y la niebla, de los lomos, pizzas y choris, del fernelo, de Las Heras y un montículo de ropa quemándose en una plaza, de Cacheuta, de fiestas en casas particulares y peluquerías, el desierto y el vino. Mendoza: taciturna. Para mí Disco Escapista está cruzado por estas imágenes capturadas en dos semanas de viaje, de ver/participar de ensayos con los Objetos y de un par de recitales suyos al tiempo que íbamos de un lado a otro en autos escuchando música.

    Disco escapista es un obrita de guitarras, baterías y mucho olor a casa y nicotina, construido pacientemente por Crisman Chavarri en habitaciones donde resuenan oleadas de guitarras noiseras y bajadas pop que chocan con su voz arrugada. Chavarri es tímido frontman que, al igual que Luis, le esquivó al destino bonaerense y fue a parar a Cuyo. Supo decirme “acá no usamos delay” y revisen si en Disco hay algún delay. Nunca se termina de apreciar la soltura con la que tocan, siempre los brillos tapan esos yeites de la suave batería de Meloni (humorista; hoy por hoy un hombre de la comunicación con quien seguimos de viaje a Valpo). Los brillos hacen juego con los picos de la voz, los platos se reservan para entradas precisas.

    Escribir sobre un disco cuando se entremezcla con la experiencia vivida es algo difícil, que intenta recuperar un tiempo de felicidad mientras nos fugamos hacia adelante por un declive.

    Nota: Mendoza tiene un régimen de lluvias muy bajo. Antes del viaje, busqué en google este tipo de datos y lo comparé con otras regiones del mundo, hay algo parecido en México y su borde superior con USA. No es casual que de esta sequedad y polvo de los Andes, hayan sacado un western alternativo tan bello como Marcha lenta.

    Por Joaquín Diazckovic

  • Los Objetos Inanimados – Las ciudades imaginarias

    $20
    Unos hilos que siguen otros que se cortan. Una continuidad y diferentes altos. Cansancios y reconfiguraciones.
    Cuando las ganas se transforman en voluntad. Cuando el noise se transforma en una respiración como un ambiente y resulta amable como el motor eléctrico de la heladera. Y cuando lo disonante se encauza en pop es que algo pasa.
    Así sale a luz el tercero de Los objetos inanimados desde Mendoza. El oeste singular. Y ahí vemos que lo posible es real. Las ciudades imaginarias podrían ser los recodos y conexiones de los motores. Asentarse en pleno desierto. La atenuación de la voz rasposa de Crisman a la sencillez.El disco así propone nuevas exploraciones. Ruidaje desconocido. Nuevos arreglos. El golpe alterna con la palmada. Una vez les preguntamos cómo pensaban los discos, respondieron que imaginándose una película. Aquí no sé en cuál estaremos, lo cierto es que en el camino hay hilos que siguen y otros que se cortan y de ese modo: hay novedades.
    Por Javier Todd

  • Los Objetos Inanimados – Nuevas tormentas de verano

    $20

    Introvertido y vertiginoso. Nuevas Tormentas en ese aspecto fue muy similar a mi 2015. Ese año me vio salir de un hiato musical que parecía definitivo, vivir desde adentro una escena noise/experimental que no creía que pudiera existir ni sustentarse en el conurbano bonaerense y aventurarme con tres pibes más, de distintos puntos de zona oeste, a grabar un demo con su correspondiente gira. No parece casual que una de esas fechas la hayamos compartido con Los Objetos Inanimados, que entonces promocionaban éste, su segundo EP.Conjunto indie mendocino/ramosmejiense? que había pasado de la aridez característica de su Disco Escapista a un “corto sonoro” con temática costera y agite pixie, marcado por descripciones frenéticas de puertos, camiones de fruta, costas desoladas y gente vacacionando con baldes en la cabeza.

    Negado mantiene el envión de La Canción Perdida, fundiéndose los dos tracks y dando una impresión de primer tramo. Cristián parece relatar el conflicto interno de un personaje, que puede ser o no él, debatiéndose si le conviene “echarle la culpa a su subonsciente”. Antes que se pueda deducir de qué, arranca el climax de la segunda pista y la fase surf del viaje.

    Camet y Familia de Barriletes son un retrato exasperado de una localidad dormida de la costa atlántica desde un ojo de lince. El desapego de ese tramo contrasta con Fantásticos Micromachines, en que Los Objetos vuelven a territorio familiar para cerrar el EP con broche de surrealismo geométrico.

    Valoración: 4,5 /5

    Por Pablo Manuel Lojo