Techno

Mostrando 3 resultados

  • El Versus – RSD

    Habría que hablar de las máquinas que usan, pero no. Creo que la música electrónica propone esta faceta antes que pensar en quienes la ejecutan. El borramiento del rasgo humano es la condición. Pero la máquina está regida por el cerebro- la otra máquina. Y de la jam a sacar en limpio hay un paso más allá que es la consciencia de qué sí y qué no. El trabajo del ser, ahí están metidos los dos que forman EL VERSUS. Dos con los que perdí muchísimas veces el tiempo y ahora hacen tremendo disco.

    No debería escribir nada solamente decir: este es un tremendo disco. No debería hablar del borramiento del rasgo humano, pero sí dejar dicho que los discos que más me fascinan de este género rebasan humanidad. Pero qué humanidad? La humanidad de estos dos que pisan a diario San Justo, que toman colectivos, que hacen y comen pan, que miran y se burlan de los nuevos grafitis sobre la calle Perú del cementerio donde en la otra punta para la barra de Brown, que reciben un mensaje y se alegran, que les duele fin de mes, esas cosas… jajajajajaja “el borramiento de lo humano”… RSD (radio studio dance) es tremendo disco!

    Por Diazckovic

  • low tom – audio/video

    “El valioso no es el que triunfa, sino el que lucha”. Los técnicos al poder. Bielsa precursor del técnico-artista, quien por medio de funciones del sistema produce su propia cosa. Un opuesto del artista mágico que crea con el toque de su dedo. Un artista que crea con la mirada, en cuya mente se procesan estrategias y posibilidades que se realizan en la obra. Aphex Twin encerrado en su casa irlandesa haciendo sonar placas de sonido de computadoras y diseñando miles de temas sin parar. Vendiéndole unos temas a Madonna para poder estacionar un tanque en la puerta de la madre. Las máquinas al gobierno, los técnicos al poder. Low Tow se inscribe en esa línea. Manzano es de la escuela técnica, la del overol y la del over all.

    Por Duprat

  • Tobey – No Anteo

    El descanso, salir de la pista y tomar aire, tomar agua: un instante en el que lo mínimo nos reconforta.
    Una pastilla diseñada que acerca más a quien está cerca, que afloja toda consciencia en la ilusión de volvernos líquidos, de ablandarnos y seguir más allá de los límites que los ojos resistan.
    El house proponiendo un movimiento rítmico estable y necesario para que todo suba. Un pulso en negra: tierra segura. Una tierra en la que todas las conversaciones de una noche se mezclan en los oidos y el puro presente del cuerpo. Y ahí, en esa furia misteriosa, el vértigo de una mirada acelera todo.
    Un mar de gente y a ese mar de gente nos zambullimos.
    Difícil es dar cuenta de lo que remite la música, difícil es hablar de música y no caer en lo técnico o su proceso; sobre No Anteo entonces, que hablen las experiencias.

    Por Diazckovic