Gulash! – El Cuarto

Hay discos que son un compilado de canciones y eso está bien, y hay discos cuyos eslabones en conjunto forman una obra más grande más allá de que la belleza y grandilocuencia con la que ya cuentan sus piezas por separado. Esta última clase de discos proponen un viaje definido desde que comienzan hasta que termina el último track.
No necesariamente el viaje debe ir guiado por una historia precisa, sino que también, la congruencia de este viaje puede aparecerse ante nosotros de manera repentina sin dar muchas explicaciones o, directamente, sin premisa alguna. Su presencia se hace notar en la escucha. Nos induce durante media hora, más o menos, a un estado mucho más sensible del que veníamos, mostrándonos algo que desconocíamos.
Un álbum, desde su propuesta sonora, nos puede llevar por caminos que desconocen una linealidad sobria u ortodoxa, pero cuyos sonidos contienen una familiaridad tan fuerte entre sí que logran efectivamente formar parte de un mismo conjunto.
“El cuarto” inicia su viaje subiendo la escalera que conduce a la habitación donde sucede la magia. Es una magia un tanto inefable, pero que logra manifestarse elocuentemente a través de las mañas propias del lenguaje musical que, por suerte, maneja tiempos y maneras diferentes al lenguaje verbal, a los que (dicho sea de paso) parecen escaparles un poco en las letras, donde explotan la belleza de las palabras por sí mismas para poder largar todo aquello que tienen para decir. Este disco tiene como materia prima la jovialidad propia de aquellos que encuentran como algo natural el acto de jugar, pero a su vez, termina estando compuesto por muchísimos colores que, durante el transcurso del disco se reflejan como un rasgo fuerte de toda la obra. Esta diversidad de colores, se alimenta de la esquizofrenia, la tristeza profunda, la aventura y la incertidumbre.
Es un álbum anímico y allí sucede de todo. Muchos estados de ánimo unidos por el lazo de un mismo espíritu. Es un disco atípico para la época. Supieron tan bien lo que significa jugar que logra desconcertar tal naturaleza; es la época, de eso soy consciente. Pero, más allá del contexto, se puede decir que fruto de una entrega emocional muy grande, hoy, tenemos ante nosotros un disco enorme.
Por Matías Nicolás

Categoría: Etiquetas: ,

Descripción

Gulash! “El cuarto” está grabado en el primer fin de semana de agosto del 2015 en escobar por Dante Klomp. Agradecemos muchísimo también a Ivan y a Mailen por ser tan grandiosos anfitriones. Este disco de Gulash! lo integran:

Natacha Mansilla en teclado y voz
Mauro Litvak en guitarra y voz
Sheuen De Biase en el bajo
Guido Vanney en la batería y chiches percusivos

En la canción numero 3 “Brasilero o” hacen coros todos los Gulash! + los hermanos Klomp. El disco se llama el cuarto porque es el cuarto disco de Gulash! y fue compuesto en un cuarto y fue ensayado en un cuarto y fue grabado en un cuarto y se mezcló en un cuarto. Lo mezcló Mauro Litvak con la ayuda y el criterio de algunos amigos y por supuesto lo demás Gulashes. La tapa la hizo Natacha Mansilla.

Valoraciones

Todavía no hay reseñas.

Sé el primero en valorar “Gulash! – El Cuarto”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *