• Manzano – Interiores

    $20

    En el mejor de los casos el tiempo decanta en conocimiento. En rigor, el tiempo del músico se desdobla en estudio y práctica (presente) y también en reescucha (pasado).

    Sustancialmente “Interiores” es eso: un órgano que funciona bien como un pulmón y también un ejercicio de memoria entre tanta escucha acumulada. Y acumulada toda esa música empieza a rebalsar, se vuelca controladamente en este disco. Dejando de lado el ruidista y electrónico de MDML, Manzano ahora se calza la máscara del sesionista y el técnico. Y bajo este ojo “Interiores” es un trabajo sobre la prolijidad en disponer sonidos orgánicos, analógicos. Interiores es “el discreto encanto de la burguesía”, ese placer por lo simétrico y ostentarlo al punto tal que lo confortable sea más confortable.

    Por Diazckovic

  • Martín Roveda – Fragmentos

    “Se entiende a la música experimental no como la descripción de un acto que será juzgado en términos de éxito o fracaso sino simplemente como un acto cuyo resultado se ignora”

    Un año de grabaciones libres se fueron acumulando en unos casettes sin consciencia operativa, la música en esas cintas era un cúmulo de momentos. Intervenciones experimentales sin carácter alguno. Metido en los sonidos Roveda fue buscando y encontrando puntas a fin de hallar sentidos posibles. A esta totalidad, para nosotros inaccesible, no se llega jamás y se transforma en un ideal, que sobreviene en forma de otra totalidad. Entonces, ingresamos por la parte del todo y ahí radica el principio que domina y denomina fragmentos.

    En los pasajes de edición y montaje se rompe la linealidad del tiempo. Ingresamos a uno nuevo. Donde las bases electrónicas tienen ritmo urbano e imprimen pasos imaginarios que se pierden en escalones de estaciones. Rostros anómimos, desdibujados. Los lugares posibles, se encuentran en los títulos de la obra: son sus accesos.

    Fragmentos es un disco electrónico que por su modo de construcción y capacidad de generar imágenes es cercano al cine. ¿Ocurre esto a la inversa? ¿Pueden pensarse en pelíuculas que les evoquen música? Martín elabora un disco que en la inmanencia de los sonidos configura una apariencia simple pero que no lo es, porque en ese trasfondo imaginario y sonoro que fue trastocado por el bien del artificio, operó y no dejó huellas la consciencia más experimental.

    La cita que inicia este texto es de J.Cage.

    Por Diazckovic

  • ¡Oferta!

    Matías Nicolás – Volumen I

    $20 $15

    “La primera vez que lo escuchamos creímos que era un robot”

    Por Diazckovic

  • ¡Oferta!

    Matías Nicolás – Volumen II

    $20 $15
    Una historia de humanos y reptiles
    Un relato fundado a partir de hurgar en las más profundas memorias que van desde plenas sensaciones de libertad hasta los condicionamientos más indignantes. Es un trabajo realizado a modo de esclarecimiento para con los pensamientos relacionados a aquellas inhibiciones que afectan al humano e impiden que logre alcanzar un estado pleno de espiritualidad y un sentido de comunión con el universo del que es parte.
  • MDML – Defectos Espaciales

    $20

    MDML es un proyecto de música electrónica experimental oriundo de la ciudad de San Justo, partido de la Matanza. Cuenta con dos discos EP publicados en Septiembre de 2016: Defectos espaciales y Depresión artificial. Ambos muy distintos, pero con una búsqueda similar.

    A partir de bases generadas digitalmente, las señales se van configurando con una portaestudios, así como la intervención de distintos instrumentos participantes. Se logra de esta manera que el sonido se mimetice con la máquina. He aquí la pregunta: ¿cómo suena un pixel?

    Podríamos transpolarlo metafóricamente a MDML:“de la experimentación con tecnología obsoleta, el tabaco y la ciencia ficción”. La tecnología es obsoleta porque se inventa un uso nuevo para sus herramientas de trabajo, creando un sonido característico. En este sentido, el ruido dirige la obra. Al principio con cierto extrañamiento, y cuando logramos acostumbrarnos y encontrar cierta coherencia, la composición (todas de exactamente dos minutos) termina abruptamente. Ciertas frecuencias se pierden por nuestra propia capacidad de audición, y queda un “resto” que nos da vuelta y de alguna manera nos resiente.

    Por lo general, suele asociarse lo que se llama “música de ciencia ficción” con la música electrónica. Esto seguramente se debe a que a través de la misma pueden lograrse sonidos que no existen en la naturaleza, y darle voz en nuestro imaginario, como el caso de robots, naves espaciales y distintos elementos propios del género.  Ruido, del latín tardío rugītus ‘rugido’, ‘estruendo, definido como “sonido inarticulado, por lo general desagradable”. Así el ruido es funcional a generar la idea de un acontecimiento posible en el marco de lo imaginario.

  • MDML – Depresión artificial

    $20

    ¿Cómo suena un pixel?

    MDML “de la experimentación con tecnología obsoleta, el tabaco y la ciencia ficción”, es un proyecto de música electrónica experimental oriundo de la ciudad de San Justo, partido de la Matanza. Cuenta con dos discos EP publicados en Septiembre de 2016: Defectos espaciales y Depresión artificial. Ambos muy distintos, pero con una búsqueda similar.
    Se experimenta lo low-fi a partir de señales de bases generadas digitalmente que pasan por una portaestudios, así también entran señales de distintos instrumentos que participan del proyecto. Se logra de esta manera en un limbo analógico-digital que el sonido se mimetice con la máquina. He aquí la pregunta: ¿cómo suena un píxel?

    Con esto último introducimos un paralelismo entre la imágen y el sonido en dos sentidos. El primero tiene que ver con que el píxel no suena, es del orden de lo visual, y no de lo auditivo; por lo que aunque construímos cierta coherencia entre uno y otro, son de órdenes distintos y se configuran de manera diferente. En tanto al segundo sentido, un píxel es la menor unidad homogénea que forma parte de una imágen digital. Al igual que el traspaso de lo analógico a lo digital, el píxel recrea algo que no surge naturalmente en ese medio, sino que es información concreta que representa no sólo una idea abstracta de alguien, sino también en este caso una imágen, y en el caso de MDML sonido.

    Lo interesante de MDML es justamente estos “desfasajes” entre un medio y otro, que de manera accidental o adrede crean un sonido característico posibilitado por el uso de la tecnología. Podemos decir que el ruido dirige la obra. Al principio nos genera cierto extrañamiento, y cuando logramos acostumbrarnos y encontrar cierta coherencia, la composición (todas de exactamente dos minutos) termina abruptamente. Ciertas frecuencias se pierden por nuestra propia capacidad de audición, y queda un “resto” que nos da vuelta y de alguna manera nos resiente.

    El sonido de MDML que decimos característico es música de ciencia ficción. Retomando el paralelismo mencionado, así como el píxel, robots o naves espaciales no existen en el mundo concreto, la ciencia ficción les da vida a tal punto que tienen un “sonido que les corresponde” en nuestro imaginario. Así el ruido es funcional a generar la idea de un acontecimiento posible en el marco de lo imaginario.

    Favorito: https://mdml.bandcamp.com/track/salvarnos-va-a-estar-bien-2

    Dolores Rivadeneira

  • MDML – Ruido y tiradera

    $20
    Ruido tiradera:
    Prurito ¿cuánto polvo podrías levantar bailando en esa calle seca de tierra que está ahí? Te cambiaría el color del jean y quizás dejaras de ver tus zapatos. Pero a quién le importa si la piel de tus párpados sigue tapando esos ojos marrones. Con los dientes bailando al temple del esternón: Prurito continua. Tirando puñetas y puñaladas, por todas las veces que no pudo hacer esto que está haciendo. Pensando también en aquellas veces que pensó que lo estaba haciendo y era mentira. Pero bueno, hay veces que uno tiene que estar convencido o dejarse morir. Por el polvo Prurito, por estos ruidos, porque hay cuchillos que saben no desafilarse con hueso y siempre cortan carne, porque hay texturas que nos permiten seguir un rato más, porque las mutaciones no son en vano y hay que hacerlas valer en el mismo lugar que te vio nacer.
    Juan Pedro Scioli

  • ¡Oferta!

    MDML vs. Imaginación – EP

    $15 $10

    A la dialéctica de la diferencia, los antiguos, la resolvían en la contienda. En busca de una síntesis la rivalidad en este caso se piensa como un cruce: analógico vs digital. MDML vs Imaginación. Desde San Justo el fruto de estos encuentros electrónicos en un duro y armonioso EP debut.

    Por Electrónica Dura

  • Méjico – EP

    $20
    Antiguamente conformados como cuarteto, esta banda comienza a presentarse como dúo desde el 2012. Integrados por Ignacio Tamarit y Dante Litvak, desvían la atención musical ya que ellos toman discursividades como el cine y las artes plásticas (actividades a las que ellos se dedican) para producir verdaderas descargas sonoras corporales. Sus composiciones nos remiten a beats marginales post New York, una mezcla de rock atípico con elementos del jazz.
    Durante el año 2014 han editado su primer Ep.
    Méjico cuenta con un colaborador musical y/o conceptual llamado Ulises López Langono.

  • Moretones – Corazón Cloaca

    Nota inicial: Es difícil separarme de Moretones a nivel personal. Los vi en su primera fecha en el CBC de Martínez, allá en un muy lejano 2010 donde Tomás Burón también tocaba en Encintas. Mr. Pissy ya no existía pero 2/3 de Moretones había sido de parte de ese proyecto (Hoy en día 3/4 de Moretones fueron parte de Mr. Pissy). Siempre compartimos birras, charlas, gustos musicales, amigos en común, fiestas, etc. Escuchamos a Swans -creo que Children of God- un domingo a la mañana con la persiana baja porque veníamos de gira.
    Voy a tratar de ser lo más objetiva posible, aunque la objetividad sea una ilusión del capitalismo. Le agradezco a Tomi B. por responder a mis preguntas sobre el contexto en el que se compusieron algunos temas, más que nada, confirmar algunas sospechas.Escribo sobre Corazón Cloaca en un cuaderno rosa que tiene glitter, tucanes y flamencos, estéticamente en las antípodas de Moretones. Salidos de algún pantano cerca del río; de algún lugar oscuro con poco oxígeno, hediondo. ¿Será de ahí que surge este sujeto mitológico conocido como el Hombre Poronga, habitante del conurbano norteño? Se dice que atemoriza pibes por Beccar, pero eso es un mito popular, como el pomberito. Así como el pomberito poseyó a la Coca Sarli en una de sus películas, podemos afirmar fehacientemente que el Hombre Poronga se cargó entre sus filas a Burón, a Marzzellino y a Gutierrez… Y los arrastró a su propio pantano y ellos se lo apropiaron, se invierte el rol amo-esclavo. El Hombre Poronga es ahora un súbdito.En este contexto de encierro, repleto de barro y mugre, Black Po!son es una canción de amor pero expulsada cual vómito; hay un exorcismo y una despedida. Es una cruza entre Kiss Me Black de The Birthday Party e Into Yer Shtik de Mudhoney; Lo están hiriendo. Es un pedido desesperado para que lo dejen en paz, ya sufrió demasiado. Restos Molestos es eso, son los restos, el resabio de esa relación que quedó truncada: “Escupís mis huesos y vuelvo a nacer” y así es. Es la salida del pantano amoroso.Schizomacho y Aniquilenme son una clarísima crítica al hombre heterosexual cosificador de mujeres. Hay intencionalidad política. No es sólo un pantano, a modo de paraíso artificial; tampoco es una construcción, sino que es la realidad misma. La idea del hombre heterosexual es decodificada en medio una carga fuertísima de ironía. Burón aúlla, gime, grita pero te canta la posta y es raro encontrar este motivo en bandas actuales. Si bien este EP es del 2013, la vigencia de la temática está ahí, latente. Como oyente, te interpela. Dentro de este pantano saturado, hay experimentos como Taxidermia que devino en Taxidermista (Ver Gutural). Una curiosa transformación léxica.

    “Mi corazón es una cloaca…en mi pantano estoy bien”. Obvio. Ron (¿Asheton?) implica el territorio ganado, total, “si muero hoy, mañana volveré a renacer”.

    Burón te canta sobre un héroe mitológico pseudo violador, te canta sobre tener el corazón roto, te canta sobre machismo -con una ironía impecable- y le dedica un tema a Ron Asheton. ¿Algo más? Andá y escuchá Gutural que esto sigue y se pone cada vez mejor.

  • Moretones – Gutural

    $120

    Poco ejercicio denota el post-punk en este país, pero cuando se manifiesta, es para hacerse notar. Es lo que logra Moretones con su álbum Gutural, dar una nueva impresión de un género que parecía perdido y que recupera su vigor gracias a su poco ortodoxa y muy rabiosa interpretación.

    Por Sebastían Diaz Guevara para El Club del Rock

  • Nowa – Colección de sustos en la vida sosegada de Nowa

    Se necesita un hilo conductor para unir las piezas de una colección, para darles coherencia y trasladar el imaginario de quien las revisa a un tejido de significaciones, a un juego de interpretación. Colección de Sustos en la Vida Sosegada, el primer álbum de NoWa,

    encuentra una forma narrativa en un tono jovial y quizá algo melancólico. Los sonidos eléctricos y las voces carrasposas ponen a jugar personajes y escenarios de lo cotidiano-contemporáneo que pueden parecer de otra época y de otra dimensión.
    El susto en medio del sosiego es en NoWa casi una cuestión de desplazamientos: ritmos entusiastas -que ascienden, caen y ascienden – y una lengua extranjera -repleta de expresiones locales- que, en combinación, recrean lo habitual por fuera del orden de lo habitual; una manera de que el presente no se vuelva viejo.

    Por Lucía Pelater

  • Nubes y agua turbia: Selección ambient Latinoamérica

    $20

    Este es el cielo de las ideas musicales de muchxs. Reales como el cemento, concretas como los puños, se edifican los sueños de algunxs latinoamericanxs. Sin otro límite más que levantar la mirada, la música cruza el aire y lxs aúna. La perspectiva desde dónde atesoramxs la luz configura una memoria tan imprecisa como la geografía. “Nubes y agua turbia” es en definitiva un golpe de vista con el que obsesivamente nxs detenemxs una vez más a mirar un mismo cielo.

     

  • Observatorio 51 – Digihouse

    $20

    Algo de la música house no va con la noche, esto no es en perjuicio de este estilo sino en favor del día y los jardines, del verde y del celeste. Creo que Observatorio 51 sugiere algo similar con la tapa de este tiempo extendido (EP). Quizás hasta el formato hace referencia al después (after) que empieza cuando termina la noche, que es cuando empieza el día, etcétera. Por supuesto, el día es oscuro porque todo lo malo esta cubierto de luz y se vuelve ineludible a los ojos. La música toma posición ideológica con esta decisión estética. Esta es la primera celebración y la segunda celebración se trata de la ejecución. El diseño del sonido y la arquitectura de los temas son lo mejor que pueden serlo porque se estiran desde los fundamentos hasta tocar las fronteras de este género histórico. Igual que las personas que estiran las patas para tocar el pastito (o la tierra, es lo mismo) después de bailar seis horas intoxicado por lo que le gusta, mientras sigue escuchando música y mirando fijo todo lo visiblemente malo del mundo.

    Por Gonzalo Duprat

  • Ostende – Las pasiones no están muriendo

    $20

    Hubo dos años en los que Ostende tocó muchísimas veces, dos años en los que tuvieron una lógica de ensayo demencial, algo así como tres veces por semana. Por esos años gabaron Ep y un Lp que consideramos cumbres del screamo nacional, Juventud Psicoactiva y Japón respectivamente. Luego sobrevinieron cambios de formación, inestabilidad y quietud. Las pasiones no están muriendo entendido primero como proceso es: un reestructuración y ver qué pasa.

    Y verdaderamente pasó. Las pasiones es un disco tan preciso como nostálgico. En este sentido podría haber sido un tango, pero no. El emo encausa la nostalgia como una mezcla disonante, acordes menores, rabia y fuerza. Y acaso ¿hay algo más vital que gritar? Toda depresión entonces queda descartada y Ostende conoce las mañanas del género y Tzzi: lo supo hacer de nuevo.

    Homenaje solapado a La quiete en Fink- Puig- Martínez. Una línea de tres que aprovecha lo mejor de cada quien, de años de conocerse, de saber lo que pone y da el otro. Espalda con espalda la base hardcore y el pulso de 180 o 200 bpm ya no es estricto, sino que la experiencia, el conocimiento, les ha dado mayor soltura y desparpajo: ahora también pueden coquetear con la murga.

    Las pasiones es una exploración a la nostalgia de lo que no será y sin embargo, Las pasiones deben seguir. La panadería, espera. La Morón City también. Ahí nace el mito de la “O”, el que decía: “hoy lo vamos a dar todo”.

    Por Joaquín Diazckovic

  • ¡Oferta!

    Paraíso Inestable – Pág. 6

    $20 $10

    Mugre, confusión, relajo, distorsión, ritmo…

  • Praga – Deseo

    $20
    Apoyada en la sal
    Apoyada en las estrellas
    Apoyada en la luna
    Apoyada
    En todo tipo de drogas 

    Por Diego Nochero

     

  • Praga – Loop Tapes

    $15

    Un artículo interesante en la web que arroja un dato nerd que desconocías sobre una banda súper menor de la escena de new york. El imperativo es casi automático (aunque no sea un imperativo), un susurro: marcar como favoritos. Clic. Abrir una nueva pestaña y pensás, deberían darme una opción de- Abrir una nueva vida. Te reís. Volvés al blanco sobre negro del papel mal quemado de las fotocopias. No hay concentración. Releés el dato nerd sobre la banda súper menor de la escena de new york. ¡Vale la pena tenerlo! Realmente es algo que no sabías y confirma tu hipótesis de que tal con tal estuvieron vinculados y seguro se conocían. Revisas los favoritos. Hay mucha mierda. Ni la fotocopia, ni los marcadores (pueden ser con los que resaltas el texto o aludir a los electrónicos), ni la nueva vida son posibles.

    Repetición y más repetición. Boedo y la única salida es imaginaria, creativa y sonora. Nueva York se vuelve casi una compulsión. Pensás frases en español con la sintaxis en inglés y a veces, en viceversa. Habitaciones, nicotina, birra, café azucarado, chicles. Otra vez a empezar de nuevo. Lo extraño de esta repetición es que para salir de ella encontrás como punto de fuga un nuevo loop.

    Abris The Loop Tapes y no das play. Antes de eso te cercioraste que no te falte ningún disco de la discografía de Sonic Youth, están todos y en orden, no? Ahora sí, play al Loop.

    Por Joaquín Diazckovic

  • ¡Oferta!

    Praga – Restos de Praga

    $20 $15
    ceroochocientospraga (0800praga) es un número particular que marcamos y al escuchar detrás del teléfono encontramos variados discursos musicales interpretando estructuras electrónicas.
    Las ideas, eso que sucede a lo largo de sus composiciones son compuestas con su computadora haciendo uso de la ocurrencia y exploración de cada parámetro de edición.
    Lo interesante de esta linea “free” son las variaciones tímbricas y su facil asociación cultural que dispara un imaginario oriental o ecuatorial al escuchar cada una de las muestras que destacamos.

  • Prusia – Volumen I

    Tres temas.Tres integrantes.

    Vol. I se abre paso desde Padua / Libertad hacia algún lado.

    Carta de presentación instrumental personalísima. ¿Por qué? Porque a razón de decir verdad, en un momento en el que muchos elegían el camino de la canción por el oeste, ellos se pararon en otro lado. Eligieron llevar a cabo un concepto donde cruzaban bases de la cepa progresiva argentina con guitarras no waveras. Como si unieran dos temporalidades diferentes, dos temporalidades musicales que se tendían a esquivar.

    Cada track cuenta con una estructura definida con varias secciones que en vivo podían volverse una jam. La guitarra, aunque siempre tenga un timbre por demás incómodo, frasea motivos memorizables, que sin querer uno silba y que por un rato uno no se puede despojar.

    Por Joaquín Diazckovic

  • Prusia – Volumen II

    Autogestión y conocimiento.La grabación casera es una de las propiedades llamativas de Prusia. Es ese barniz que recubre sus obras. Eso que muchas veces se piensa como una equivocación e instantáneamente se liga al low fi automáticamente, acá es una marca de estilo.

    Vol. II es el más conciso de sus disco en cuanto a la duración de cada pieza aunque también en estructura es más intrincado. Es también más firme en la tocada y juega con la velocidad de los pasajes, incluso Los Prusia se animan a coquetear con la presencia de vientos, en este caso, el saxofón de Salvo, que en Las Nuevas Reglas, surge tenue y expresivo deviene en un momento free rodeado de electricidad. (Nota: Las entradas de Salvo son grandes momentos musicales, muy bien elegidos)

    Uno de los sentidos posibles de Vol. II es la dimensión de diálogo/contrapunto que establecen guitarra y bajo que le da espacio a la bateria. Que a su vez es tan cortada y pesada que nos desorienta y no la podemos filiar a ninguna escuela o género.
    Prusia se construye poco a poco en esas singularidades.

    Por Joaquín Diazckovic

  • Prusia – Volumen III

    ContinuidadEn el desarrollo de una obra sólida no vemos las intenciones, lo que pudo haber sido queda atrás. En el desarrollo de una obra a lo largo de los años observamos la manera en que se plasmaron ideas que se podían vislumbrar en el recorrido previo.

    Ir en una dirección y sostenerla es complejo. Acá hay trabajo. Se profundizan las secciones de vientos. La guitarra gana algo de calidez, el bajo toma cuerpo y la batería es aún más clara. Los vientos están más presentes y participativos, no ingresan tanto para improvisar sino que tienen secciones de acompañamiento definido: de la jam a la partitura. La disonancia sigue. El fuzz del bajo se festeja. Platos sin mucho brillo. Y además, hay un trabajo con los ambientes. Todos esos restos producto del sonido de pedales, amplificadores, vibraciones, esa “basura sonora” se resignifican ingresando a Vol. III para darle sustancia a la obra en general. Es el telón de fondo donde se desarrollan las composiciones, dando como resultado el disco más maduro de Prusia a la fecha.

    Tema insignia : IV

    Se recomienda con fuera escuchar la versión remasterizada del disco.

    Por Joaquín Diazckovic

  • Prusia / La Venganza de Cheetara – Split

    $20

    Tres temas de Prusia y tres temas de La Venganza de Cheetara.
    Grabado en una tarde en Ramos Mejía con Mati en los controles. Mucho calor, cervezas, terraza y música en vivo. Valioso encuentro musical.

  • Tobey – No Anteo

    $20
    El descanso, salir de la pista y tomar aire, tomar agua: un instante en el que lo mínimo nos reconforta.
    Una pastilla diseñada que acerca más a quien está cerca, que afloja toda consciencia en la ilusión de volvernos líquidos, de ablandarnos y seguir más allá de los límites que los ojos resistan.
    El house proponiendo un movimiento rítmico estable y necesario para que todo suba. Un pulso en negra: tierra segura. Una tierra en la que todas las conversaciones de una noche se mezclan en los oidos y el puro presente del cuerpo. Y ahí, en esa furia misteriosa, el vértigo de una mirada acelera todo.
    Un mar de gente y a ese mar de gente nos zambullimos.
    Difícil es dar cuenta de lo que remite la música, difícil es hablar de música y no caer en lo técnico o su proceso; sobre No Anteo entonces, que hablen las experiencias.

    Por Diazckovic