Música Electrónica

Mostrando 10–18 de 49 resultados

  • El Piyi – Perfidia, rondó, fantasía

    Si preguntás por el uso de barbijos te diría que es un fifty – fifty
    Electrónica sucia y rápida = tecno
    25 min de úsica producida por El Piyi.

  • El Piyi – Un verso propagandista

    Un mensaje encriptado sin la clave para descifrarlo.
    La realidad apuntando te a elegir alguien para ser.
    La música es un lenguaje con la capacidad de transmitir un entorno, universal y secreto.

    Por Duprat

  • El Versus – RSD

    Habría que hablar de las máquinas que usan, pero no. Creo que la música electrónica propone esta faceta antes que pensar en quienes la ejecutan. El borramiento del rasgo humano es la condición. Pero la máquina está regida por el cerebro- la otra máquina. Y de la jam a sacar en limpio hay un paso más allá que es la consciencia de qué sí y qué no. El trabajo del ser, ahí están metidos los dos que forman EL VERSUS. Dos con los que perdí muchísimas veces el tiempo y ahora hacen tremendo disco.

    No debería escribir nada solamente decir: este es un tremendo disco. No debería hablar del borramiento del rasgo humano, pero sí dejar dicho que los discos que más me fascinan de este género rebasan humanidad. Pero qué humanidad? La humanidad de estos dos que pisan a diario San Justo, que toman colectivos, que hacen y comen pan, que miran y se burlan de los nuevos grafitis sobre la calle Perú del cementerio donde en la otra punta para la barra de Brown, que reciben un mensaje y se alegran, que les duele fin de mes, esas cosas… jajajajajaja “el borramiento de lo humano”… RSD (radio studio dance) es tremendo disco!

    Por Diazckovic

  • enanomalhecho – No quiero que te marees

    Un sobresalto. Electrizado el sonido. Así debiera sonar el corazón si fuera de acrílico.
    No quiero que te marees.
    No se guarda un reproche si alguien busca el consuelo.
    Todo trámite cansa. Todo secreto se comparte, dulce o doloroso, se comparte.
    Mate, remera, birra se comparten.
    Hubiera preferido que me llames.
    Las horas suenan cuando alguien se ríe. Las relaciones son una infinita mezcla de voces.
    Las relaciones suenan en los gritos de niños que juegan en los fondos de las casas en los barrios.
    Suenan en un disco.
    Las relaciones suenan en los crujidos de las camas. En los barrios
    que desde la avenida principal hacia sus bordes, van apagando el ruido del tráfico con árboles
    y uno en el cansancio entra a sentir: los pasos, el corazón, hasta el silencio.
    Por Diazckovic’

  • ExistenZ – Ídem

    El homónimo primer álbum de ExistenZ es una excelente obra “idm” compuesta por cuatro piezas musicales del más introvertido Tecno. Posiblemente ligado a un recorrido imaginario, su música es fina y aumenta con el pasar de los minutos recreando a través de las distintas capas de sonido una imagen fílmica.

    Por Pio- Pio

  • Filo – Despecho deluxe

    Canciones para la habitación. La computadora es una salda de ensayo perfecta desmoblada. Música para surfear la web ¿A dónde se suben los temas que publicas?

    Por Gonzalo Duprat

  • Filo – Operación triunfo

    Hay quien dijo “… no son las cosas importantes las que llevan a un hombre al manicomio” sino una serie de pequeñas tragedias.
    La idea de que bajo el lente de lo normativo se escapa la vida como un mal chiste, como un escupitajo en el agua del cordón al que intentamos seguir sin parpadear. Dicha idea abraza la sumisión, la vergüenza y el abandono de uno mismo en pos de las apariencias.
    “…Y dice por favor/el alma/no la recuerdo/dice por favor/el canto no es comestible/ver/ o escapar/del cuerpo/misterio gris/el odio/ y la falsa modestia/dice por favor/ el alma no la recuerdo”
    Las melodías y los ritmos de FILO acompasan bajo el estrepitoso disfraz de la modernidad un antiquísimo mal que nos escupe en la cara solo para ver cuánto tiempo se puede vivir sin parpadear.

    Por Guillermo Carrizo

  • Imaginación – Cielo Virtual

    No es vaporwave lo que hace Imaginación, es una electrónica que molesta, contaminada. Cielo Virtual es una máscara, una apariencia, es un despliegue de recursos que parecen ir a ningún lado y, en este sentido, podemos relacionarlo al fluir de los pioneros de los modulares, donde se apuesta al devenir de una oscilación en el tiempo. Este devenir es la suspensión del sentido, nunca llega a ser nada, no hay sustancia. Los temas termian y no caemos en la cuenta. Imaginación deja que los sintetizadores corran en el tiempo, deja que emerjan pulsos pero que tampoco sean ritmos y por sobre todo nos ofrece una voz que no dice nada, que aparece para mostrarnos su dimensión aterradora, desesperada. Las voces de Imaginación son fantasmas, son gritos, aullidos sacados de la paranoia del ácido. Acá la referencia a Joe Meek no estaría mal, otro pionero.

    La electrónica desestabiliza la realidad y observamos particularidades impensadas. El ruido del motor de la heladera nos molesta pero si no lo escucháramos, lo extrañaríamos. Cielo Virtual puede ser un homenaje suburbano a la pc, a las grabaciones caseras como posibilidad creativa de los márgenes y también, un homenaje distorsionado a la familia como una caja llena de fotos con caras irreconocibles, de la que no formamos parte.

    Por Joaquín Diazckovic